Productos HIFI por marca C.E.C.

CEC The Drive


C.E.C. es un referente en el panorama de los transportes y reproductores de CDS.

La historia de esta marca nipona se remonta a 1954, en los albores de la industria del audio, siendo la primera compañía que fabricó giradiscos en Japón. Durante muchos años fue uno de los mayores fabricantes de giradiscos y reproductores de CD, siendo proveedor OEM de grandes marcas como Grundig, Marantz, Teac, Sony, Sanyo, Toshiba, Mitsubishi, Alpine, Kenwood, Sharp etc.

El primer lector de CDs CEC se presentó en 1983, pero la amplia experiencia en el mundo analógico llevó a sus ingenieros a crear en 1991 el primer transporte de CD por correa, el CEC TL-1, desde entonces la compañía se ha dedicado a mejorar la tecnología y el rendimiento de sus transportes.

El desarrollo del TL-1 comenzó a partir de  la premisa técnica de que, en su forma básica, los giradiscos analógicos y los reproductores digitales de CD son fundamentalmente lo mismo.

Con base en esta premisa, CEC ha desarrollado un sistema completamente nuevo de reproducción de CD, que está libre de la realimentación acústica, tiene una mejor  relación señal/ruido y elimina el jitter. Para este desarrollo CEC tiene los derechos de patente en todo el mundo.

CEC utiliza un motor de bajo par que mediante una correa de precisión mueve un pesado disco estabilizador. El estabilizador no sólo asegura el disco CD, sino que también aumenta su inercia 26 veces. El mecanismo de transmisión flota en un sistema de doble suspensión con alta absorción de ruido. Los motores de giro y láser son aislados por vía electrónica, magnética y mecánicamente del cabezal láser, y se acoplan solamente a través de correas de precisión. El estabilizador centra el disco y proporciona excelentes características de absorción de vibraciones, así como un fuerte efecto de volante.
El eje giratorio de alta precisión, es resultado de la experiencia analógica, tiene un husillo de 4 mm, de la más alta precisión con varios cojinetes autolubricantes.

Como consecuencia de todo ello, la excepcional musicalidad y el carácter “analógico” de los transportes CEC han sido ampliamente reconocidos,  tanto por los amantes de la música, como por fabricantes de electrónicas y altavoces, así como por la prensa especializada  a nivel mundial.

Para CEC el objetivo siempre ha sido claro: crear productos de audio de calidad superior, de alta gama, y una producción orientada a obtener la máxima calidad en sus productos. Para ello se ha inaugurado en el año 2011 un nuevo edificio de la empresa, así como una nueva planta de producción en Japón. Desde estás instalaciones están produciéndose distintos modelos 100% Made in Japan.


En un panorama en el cada vez son más los fabricantes que abandonan la producción de unidades de lectoras de CD, lo que obliga  a que las marcas de hifi se vean forzadas a montar unidades CD económicas, C.E.C. no quiere dejar de lado a los innumerables aficionados que quieren seguir disfrutando de sus apreciadas colecciones de CDs y se mantiene fiel a su filosofía de producir transportes de la máxima calidad audiófila.